Los silos metálicos están compuestos por una serie de virolas de espesores de mayor a menor adecuados a la densidad de producto, soldadas entre sí, con proceso MIG MAG previa preparación solapada a caballo, obteniendo penetración total y dando una rigidez estructural superior a cualquier otro silo.

Adecuados para almacenar productos pulverulentos y granulares. Se construyen en diámetros entre 2.200 mm y 3.800 mm.

 

Acabado:

  • Capa de imprimación más capa de esmalte a elegir por el cliente.
  • Chorreado de superficies.

Accesorios

Tubo de llenado y ventilación. Escalera y barandilla. Válvula de mariposa. Válvula de seguridad. Sistemas de fluidificación. Filtros de mangas y cartuchos. Sistemas de pesaje y nivel de material.